EL TRUCO DE LA "CLIPNOSIS" EN GATOS

Esta técnica llamada coloquialmente “clipnosis” también se conoce como inhibición del comportamiento (PIBI: pinch-induced behavioral inhibition) o inmovilización, se realiza con un clip o pinza que se coloca en la piel de la nuca (pellejo) justo por detrás de las orejas. Tiene el mismo efecto inmovilizador que ejercen las gatas sobre sus cachorros cuando los llevan en la boca para transportarlos.

El efecto de la clipnosis es más frecuente en gatos menores de 5 meses, pero muchos gatos poseen este reflejo durante toda su vida en más o menos grado. Se han establecido distintos niveles de efecto que se han graduado en una escala de -3 a +3:

$1a)     -3, sería un gato en el que la clipnosis tiene un efecto negativo

$1b)    0, sería un gato al que no le hace efecto.

$1c)     +3 sería un gato al que le hace el mayor efecto (igual que un cachorro), se queda totalmente tranquilo y relajado, mete la cola entre las piernas y realiza una ventroflexión de la columna (se curva hacia delante).

En los estudios que se han hecho se ha comprobado que la presión que ejerce este tipo de pinza (se han probado otro tipo de pinzas y no son efectivas) es el equivalente a la presión arterial sistólica normal de un gato, y que es totalmente indoloro para el gato, de hecho puede producir miosis (disminución de tamaño de las pupilas), bradicardia (disminución de la frecuencia cardiaca), bradipnea (disminución de la frecuencia respiratoria) y no aumenta la temperatura, hallazgos físicos que significan tranquilización y no son compatibles con un posible estímulo doloroso. 

Además, muchos gatos después de realizar la inmovilización mediante clipnosis se quedan muy relajados durante unos minutos, y luego vuelven a su estado normal. El mismo efecto lo podemos obtener cogiendo al gato del pellejo de la nuca sin la pinza, y de hecho es algo que hacemos habitualmente en la clínica para saber si a un gato le puede funcionar la clipnosis o no.

Los gatos tienen varios puntos de acupuntura a lo largo de toda la línea dorsal del cuerpo que hacen que se produzca este efecto, y generalmente se hace colocando una única pinza en el pellejo justo por detrás de las orejas, pero también se pueden poner más pinzas justo por detrás de la primera para potenciar el efecto.

Esta técnica se utiliza para procedimientos cortos y sencillos en la clínica para evitar la sedación como hacer una radiografía o sacar sangre, pero también para procedimientos sencillos en casa como cortar las uñas o dar una pastilla (sobre todo cuando estamos solos y nadie nos puede ayudar).

 Una demostración para la Tv japonesa con Guille como voluntario! Pincha aquí