Cuando un gato adulto presenta síntomas crónicos digestivos (vómitos y diarrea) y/o pérdida de peso progresiva, se debe iniciar un protocolo diagnóstico adecuado para descartar las múltiples patologías responsables de estos signos, siendo las más frecuentes las enfermedades infecciosas, enfermedades endocrinas como el hipertiroidismo, reacciones adversas al alimento y enfermedades digestivas como la Enfermedad Intestinal Inflamatoria (IBD) o el Linfoma Digestivo de bajo grado (LDBG).

Entre las pruebas diagnósticas imprescindibles para descartar estas patologías, se encuentra la ecografía abdominal. Los estudios publicados hasta el momento sobre los marcadores ecográficos que permitían el diagnóstico del IBD y LDBG, estaban realizados tan solo en dos tramos intestinales; duodeno y yeyuno. Por ello, nuestro equipo veterinario ha llevado a cabo un estudio sobre cuáles son los marcadores ecográficos en gatos para el diagnóstico de IBD y linfoma de bajo grado en el ileon, publicándolo de forma preliminar en el congreso de Gastroenterología de la ESVPS Conference.

 

Os mostramos el estudio.

 

 

Facebook
Twitter
Linkedin
YouTube
Google+